Translate

miércoles, 19 de junio de 2013

Re-presentación de "Historia de Lecturas".


     


Estaba pensada esta re-presentación por los organizadores Martín Ávalos y Lucrecia Fernández, como una Presentación desde los Lectores, ofrecidos espontáneamente. Para esto, nos ubicamos en círculo, en ritual para una Celebración (la presentación de un libro es un celebrar, un libar, un contacto directo con lo sagrado) y allí como un ser vivo, fruto imaginario de la gloria humana más poderosa: la Palabra. Y la Palabra circuló y circuló creando un nuevo texto colectivo.



Insomniodriguez

Aleteo frágil, el de la mariposa nocturna, la que modifica el clima del otro lado del mundo, mi pequeño mundo, con conciente, la vigilia se agiganta...
Polilla que vas hacia la luz de la historia verídica y golpeas sobre la atmósfera que crea tu propia poesía revolucionaria...
Leo tus versos ya entrada la madrugada, rezo tu canto de sirena sobreviviente sobre los sueños de mis hijos, de mi amor, sobre el cansancio del día que quiere seguir luchando, naufrago, guiado por tu estrella, que pasa deprisa sobre la fugaz historia curva que deja tu estela de soles, noches y signos... de los Ulises cautivos de tu canto, todos somos un mundo, planetas errantes sobre una sola historia curva insinuante, que se llama Tierra, Teta, Vientre, Frente, Pacha, Mate, Mente...
Mariposa inquieta que me increpas a compartirte la luz mientras leo a Raquel... ¡Qué mentirosa que es la verdad! Cuando hacia el fuego nos lanzamos para saber cuán somos de luchadores, que quemamos la vida por la Revolución, por la re-evolución, de hacer de la noche otro nuevo sol, contenedor del tiempo, de la luz y del sudor... del ardor... Historia de Lecturas... quizás... un punto de inflexión, en donde los soñadores reconstruimos nuestra más grande convicción...
Raquel Rodríguez, calandria rebelde que cantas en mis madrugadas de insomnio y lectura, y a la rastra de tu trino traes el alba de un sueño socialista y de equidades populares... pero al fin, tus alas de polvo y  viento, crepitan y se esfuman de sed y justicia...

Patricio Pino

Marta Ferreti Fleury: 
                                    
"Historia de Lecturas es un libro que marca un antes y un después en la poesía, casi diría nacional, pero seguro seguro de la poesía cordobesa"

"huelga Es mujer" -dijo Lucrecia Fernández- "me conmovió profundamente". Leyó el poema señalando que esa conmemoración del hecho histórico nos reivindicaba como mujeres ante el "Día de la Mujer", tan próximo, como el Día de la Mujer conciente de su ser histórico y de su existir como eterna luchadora".


La lectora ritualista Susana Asselle, expresó lo siguiente:

"En oportunidad de su presentación en Rio Ceballos, el día 03/03/2013, hemos escuchado las voces de los presentes en lo que fue una ceremonia en torno al libro con su autora. Nos sentamos en circulo y allí, luego de la lectura del texto de Leandro Calle (quien lo presentó en la ciudad de Córdoba) y allí lo hizo Raquel, aparecieron las palabras de los lectores y de los que por primera vez oían sus poemas.
Dije que conocía a Raquel, en un trabajo conjunto en el Ministerio de Educación, donde me desempeñé hasta el 2013. Allí en el marco de un programa que fortalecía  vínculos con la comunidad educativa, desde distintos ángulos, Raquel formó parte de "Crear desde y con palabras", digo que allí la conocí buscando afanosamente volver a darle sentido a esos encuentros con directores, que se volviera a disfrutar de la lectura, para contagiar a maestros y niños en las escuelas, del mundo que se abre junto a los libros, a la literatura. Y allí estuvo Raquel, quien ya venía desde años antes, en su escuela, con la idea de "Leer es poder". Pero también nos encontramos en otro lugar, en la calle, en las marchas pidiendo justicia, verdad, memoria, en su compromiso con los derechos de hoy y de siempre. Su compromiso es también a través de la poesía, que es acción.

Cuando me encontré con el libro "Historia de Lecturas", me pareció raro, muy raro en su forma y me dije "¿qué es ese modo de fechar, ese modo de escribir los versos, algunas palabras, ese modo de decir?, ¿qué es Historia de Lectura?"
Allí también veo Raquel, en sus poemas escritos con impertinencia a las normas, que bien conoce para poder hacerlo. Utiliza mayúsculas donde quiere, quiebra las palabras, los signos de puntuación son escasos y evoca con lengua inusual su camino de lectura. Se pueden encontrar, solapados los autores leídos, cantores populares, los líderes políticos revolucionarios, los barrios de Córdoba, situaciones del mundo que nos conmovieron. El título "Historia de Lectura"  es una elección muy ajustada, nos ofrece un camino en qué reconocernos, y es historia porque es con otros, y en su singularidad nos permite transitar la lectura de momentos compartidos, en fin modos de ver, de comprender.
Raquel busca en Historia de Lectura, es una lengua especial para compartir de otra manera la historia y las memorias de luchas, de sueños y desde la dedicatoria, traduce a su nieta que le dice "Ah Belela con la Taty tuvimos una idea genial: tenés que dedicarme el libro a mi que soy tu nieta" y luego a ella misma, "A Raquel Rodrigez, intento de que el Propósito me suelte".
Decíamos allí que un texto de 300 páginas con glosario incluido, no tiene pretensión de excentricidad, busca y genera un estilo propio para poder contar con esa cosmovisión.
Es un libro que no es fácil, es para ir y venir de él, para interrogarnos, es una gran Historia!
Gracias Raquel".


Silvia Rodríguez (pintora):

"Historia de Lecturas es un libro que da trabajo, da mucho trabajo aprehenderlo, pero ese darte trabajo es lo que a uno lo tiene atrapado y no puedes desprenderte y no puedes dejar de tomarlo y reto,arlo y así al infinito".


Por su parte, Miguel Ángel Ferreras:

A mí el título me evoca también a un modo particular y transformador  de leer el mundo en que se vive y trabaja. Su obra alude a miradas y acciones de los que luchan y lucharon siempre por acabar con la injusyicia y la opresión. En este sentido podríamos entender el título como una historia de las lecturas del mundo que se opone a la de los poderosos de siempre.
Por otra parte se aprecia en su poesía una frescura que nos ubica en un punto poco común, no se trata del poeta consagrado que expresa alguna idea de izquierda o "progresista", ni del  militante que tímidamente deja escapar su sensibilidad de la mano de la poesía. Es a la vez poesía y acción militante transformadora. Es un puente que evidencia que se puede ser a la vez poeta y militante de la lucha de los oprimidos. Su obra la podríamos ver como propia de una obrera de la tiza que siempre luchó pr los derechos de su pueblo, que hace de la poesía un instrumento más de su lucha. Y también como la de la poeta que entiende que  su palabra y su estética han de servir y honrar a la lucha de su pueblo. 

Los lectores ritualistas se sucedieron. Llegó a crearse una atmósfera de re-creación: el lector-hembra. como quería Cortázar, abierto al contacto carnal, cuyo producto fue el texto particular que cada uno concibió.
Por último; ¡exquisita la sopa paraguaya y exquisita también la palabra de Martín Ávalos!

"Historia de Lecturas, de Raquel Rodríguez comienza a ser la historia de lecturas de Martín Ávalos.
-"¡Personalistas!" gritarán, pero me es imposible no establecer un diálogo con los versos (al leerlos), con Raquel (al leerla) y con mi propia historia de lecturas y de vida, "qué culiau", "vé vó", "e lo qui ai", trajeron imágenes de la cuadra y la infancia de zapatillas grandes y rotas. "Barrio Clínica Juventud" me pedaleó diapositivas de mi búsqueda andariega en el rodado del asfalto caliente de la siesta en la ciudad. "Santucho", "Trelew", "EGP y el ERP" ni hablar de mi ostracismo habitacional preparando el Ejército de Espíritus para salir nuevamente a batallar.
La presentación que hiciere el poeta Leandro Calle de "Historia de Lecturas" el pasado 8 de mayo en la ciudad de Córdoba aporta el elemento del "Laberinto". "Necesitamos -dice Calle- de un hilo de Ariadna para este laberinto". Tendrá sus motivos, claro, pero más que metáfora lo mío fue una sensación. Veamos:
Laberinto: estrechos pasajes que desorientan y donde transitar uno te puede llevar a ningún lado o a otro por el cual ya caminaste y por el que desembocaste en este una y otra vez. Además de soledad y, por qué no, abandono también. Claro, no necesariamente este es el paradigma de laberinto; para otros será desafío, pero para este otrora vagar-mundo esa es la impresión, o el recuerdo de las eternas siestas al garete.
Ahora bien, presentarte el libro mencionando al "mentado laberinto" me introduce a la lectura con resquemor de soslayar la vaca cuando tuito la leche caliente. Pero al ir andando y desandando los versos descubrí que alguien tomaba mi mano y me llevaba a recorrer su propio jardín.
Así, con Raquel, fuimos degustando revoluciones, luchadores y pueblos oprimidos que se rebelan.
Un montón de hijas e hijos que crecen desobedientes se prendían de mis pantalones cantando victorias de azos y azos: Cordobazo, Argentinazo y grité el próximo Marianazo.
Raquel, con su dulzura, desentrañaba la urdimbre mostrando que sólo quedan "grietas" y "fisuras", "conciencia de opresión" y "luchas".
Y en ese "viaje al centro" de la "unidad y el equilibrio con el todo" -ayni y Pachamama- otra vez vi que la vida fluye,  fluye, y que para continuar la magia (Hegel) y superación, "todo lo que existe merece perecer".
"Historia de lecturas· es, entonces, uno de los productos de la clase (productora) y contribución a la re-creación.
Raquel Rodríguez, gracias.
La Granja 28/07/12
Martín Ávalos

MUCHAS GRACIAS!












No hay comentarios.:

Publicar un comentario